Ministerio Infantil

Escuela Sabática de Niños

Cada sábado por la mañana, las clases de Escuela Sabática de Niños se reunen para una hora de aprendizaje activo orientado a su etapa de desarrollo de la fé.Estas clases proporcionan estudio bíblico desde los más pequeñitos en nuestra congregación hasta adolescentes.
Para conocer a nuestras directoras y maestros,continúe su busqueda en ésta página.

 

Matutina Para Menores

Él mandará que sus ángeles te cuiden por dondequiera que vayas.
 
Salmo 91:11.



 

¿Has pensado alguna vez qué cosas te gustaría hacer en la Tierra Nueva? Una de las cosas que me gustaría hacer es conversar con mi ángel guardián. Cuando lo encuentre, lo primero que le diré será: «Tú y yo tenemos mucho de qué hablar». ¡Qué interesante será conocer pasajes de nuestra vida en los que nuestro ángel guardián nos libró de peligros y aun de la muerte!
En su libro Milagros en mi vida (pp. 85-87), el pastor Nicolás Chaij relata una interesante experiencia. Ocurrió en Mato Grosso, Brasil, en 1943, y tuvo como protagonista a Francisco Miranda, un colportor.
Cuenta el pastor Chaij que un viernes por la tarde, Francisco Miranda bajaba por una colina cantando un himno. Atraído por el canto, un señor de nombre Javier Rodríguez salió de su casa y observó a dos hombres que cantaban con mucho entusiasmo. En un trecho del camino se internaron en una arboleda, pero cuando salieron, Javier solo pudo ver a uno, que no era otro que Francisco Miranda.
Cuando Francisco llegó a la casa, Javier Rodríguez le preguntó:
—¿Y dónde está el hombre que venía con usted, el que estaba vestido de blanco?
Sorprendido, Francisco respondió:
—Yo venía solo.
—¡No puede ser! —insistió Javier— . ¡Usted venía acompañado!
Entonces Francisco entendió lo que había sucedido.
—Señor Javier —dijo— , hoy usted ha tenido un gran privilegio: no solo vio a un ángel, sino que también lo escuchó cantar.
Esa tarde Francisco, el colportor, le habló a Javier de la Palabra de Dios y de los libros que estaba vendiendo. Emocionado, Javier compró varios de los libros y acompañó a Francisco mientras visitaba a otras dos familias de la zona. Esas tres familias aceptaron finalmente a Jesucristo como Salvador y posteriormente fueron bautizadas.
¿Quieres saber qué himno cantaba Francisco Miranda cuando el ángel lo acompañó a dúo? Era el himno «Corazones siempre alegres»:
Corazones siempre alegres, rebosando gratitud, somos los que a Dios amamos, redimida juventud.
Este es un buen día para estar alegres. Y también para agradecer a Dios por nuestro ángel guardián. ¿No te parece?

¿Has pensado alguna vez qué cosas te gustaría hacer en la Tierra Nueva? Una de las cosas que me gustaría hacer es conversar con mi ángel guardián. Cuando lo encuentre, lo primero que le diré será: «Tú y yo tenemos mucho de qué hablar». ¡Qué interesante será conocer pasajes de nuestra vida en los que nuestro ángel guardián nos libró de peligros y aun de la muerte!
En su libro Milagros en mi vida (pp. 85-87), el pastor Nicolás Chaij relata una interesante experiencia. Ocurrió en Mato Grosso, Brasil, en 1943, y tuvo como protagonista a Francisco Miranda, un colportor.
Cuenta el pastor Chaij que un viernes por la tarde, Francisco Miranda bajaba por una colina cantando un himno. Atraído por el canto, un señor de nombre Javier Rodríguez salió de su casa y observó a dos hombres que cantaban con mucho entusiasmo. En un trecho del camino se internaron en una arboleda, pero cuando salieron, Javier solo pudo ver a uno, que no era otro que Francisco Miranda.
Cuando Francisco llegó a la casa, Javier Rodríguez le preguntó:
—¿Y dónde está el hombre que venía con usted, el que estaba vestido de blanco?
Sorprendido, Francisco respondió:
—Yo venía solo.
—¡No puede ser! —insistió Javier— . ¡Usted venía acompañado!
Entonces Francisco entendió lo que había sucedido.
—Señor Javier —dijo— , hoy usted ha tenido un gran privilegio: no solo vio a un ángel, sino que también lo escuchó cantar.
Esa tarde Francisco, el colportor, le habló a Javier de la Palabra de Dios y de los libros que estaba vendiendo. Emocionado, Javier compró varios de los libros y acompañó a Francisco mientras visitaba a otras dos familias de la zona. Esas tres familias aceptaron finalmente a Jesucristo como Salvador y posteriormente fueron bautizadas.
¿Quieres saber qué himno cantaba Francisco Miranda cuando el ángel lo acompañó a dúo? Era el himno «Corazones siempre alegres»:
Corazones siempre alegres, rebosando gratitud, somos los que a Dios amamos, redimida juventud.
Este es un buen día para estar alegres. Y también para agradecer a Dios por nuestro ángel guardián. ¿No te parece?


               Famosos Cientificos Que Creyeron En Dios

Nicolás Copérnico (1473-1543)

Copérnico era el astrónomo polaco que puso el primer sistema de planetas basado matemáticamente que giran alrededor del sol. Asistió a varias universidades europeas, y se hizo un Canon en la iglesia católica en 1497. Su nuevo sistema fue en realidad presentado primero en los jardines del Vaticano en 1533 ante el Papa Clemente VII que lo aprobó, y urgió a Copérnico a publicarlo alrededor de ese tiempo. Copérnico nunca estuvo bajo ninguna amenaza de persecución religiosa–y fue instado a que lo publicara por ambos el obispo Católico Guise, el Cardenal Schonberg, y también el profesor Protestante George Rético. Copérnico hizo referencia a Dios a veces en sus obras, y no vio su sistema como en el conflicto con la Biblia.

 

 
 Sir Fancisco Bacon (1561-1627)

Bacon era un filósofo que es conocido por establecer el método científico de investigación sobre la base de la experimentación y el razonamiento inductivos. En De Interpretatione Naturae Prooemium, Bacon estableció sus metas como el descubridor de la verdad, servidor a su país, y servidor a la iglesia. Aunque su trabajo estaba basado en la experimentación y el razonamiento, rechazó el ateísmo como que era el resultado de la insuficiente profundidad de la filosofía, diciendo, “Es cierto que una filosofía ligera inclina a la mente del hombre al ateísmo, pero la profundidad en la filosofía conduce las mentes de los hombres a la religión; pues mientras la mente del hombre busca segundas causas dispersadas, puede algunas veces descansar en ellas, y no ir más lejos; pero cuando contempla la cadena de ellas confederadas, y acopladas juntas, debe necesitar volar a la Providencia y Deidad” (Del ateísmo)

 
 Juan Kepler (1571-1630)

Kepler era un matemático brillante y astrónomo. Hizo un trabajo temprano sobre la luz, y estableció las leyes del movimiento planetario sobre el sol. También llegó a estar cerca de llegar al concepto Newtoniano de la gravedad universal – incluso antes de que Newton naciera! Su introducción de la idea de la fuerza en la astronomía cambió de manera radical en una dirección moderna. Kepler era un Luterano sumamente sincero y piadoso, cuyas obras sobre astronomía contienen escritos sobre cómo el espacio y los cuerpos celestes representan la Trinidad. ¡Kepler no sufrió persecución por su declaración abierta del sistema centrado por el sol, y era permitido como un Protestante quedarse en la Graz católica como un catedrático (1595-1600) cuando otros Protestantes habían sido expulsados

 
 René Descartes (1596-1650)

Descartes era un matemático francés, científico y filósofo que ha sido llamado el padre de la filosofía moderna. Sus estudios de la escuela lo hicieron insatisfecho con la filosofía previa: tenía una fe religiosa profunda como un Católico Romano, que conservó hasta su último día, al mismo tiempo que un deseo decidido y apasionado de descubrir la verdad. A la edad de 24 tenía un sueño, y sintió el llamado vocacional de tratar de traer juntos conocimientos en un sistema de pensamiento. Su sistema comenzó preguntando qué podía ser conocido si todo lo demás fuera dudado–sugiriendo al famoso “Pienso, por lo tanto existo”. En realidad, es olvidado a menudo que el próximo paso para Descartes fue establecer la certeza por muy poco de la existencia de Dios–porque solamente si Dios ambos existe y no quiere que nosotros seamos engañados por nuestras experiencias–podamos confiar en nuestros sentidos y en los procesos del pensamiento lógicos. Dios es, por tanto, fundamental para toda su filosofía. El lo que realmente quería ver era que su filosofía fuese adoptada como la enseñanza estándar Católica Romana. René Descartes y Francisco Bacon (1561-1626) son en general respetados como figuras clave en el desarrollo de la metodología científica. Ambos tenían sistemas en los que Dios era importante, y ambos parecen más devotos que el promedio por su era.

 
Max Planck (1858-1947)

Planck hizo muchas contribuciones a la física, pero fue más conocido por la teoría cuántica, que revolucionó nuestro conocimiento de los mundos atómicos y subatómicos. En su conferencia de 1937 sobre “Religión y Ciencia”, Planck expresó la opinión de que Dios estaba por todos lados presente, y sostuvo que “La santidad de la Deidad ininteligible era expresada por la santidad de los símbolos.” Los ateos, creía él, dan demasiada importancia a lo que son simplemente símbolos. Planck era una persona que ayudaba al clero en asuntos seculares desde 1920 hasta su muerte, y creyó en un Dios Todopoderoso y Omnisciente y caritativo (aunque no necesariamente uno personal). Tanto la ciencia como la religión hacen una “Lucha incansable en contra del escepticismo y el dogmatismo, en contra de la incredulidad y la superstición” con la meta “Hacia Dios!”

 

 

Clases de Escuela Sabática para Niños

Directores: Fernando y Rogelia Pérez
Subdirectora: Marbella Segura

Clase de Cuna: Recién nacidos–2 Años
Maestras:

Infantes: 3–5 years old
Maestras:
 

Primarios: 6–9 Años(grados1–4)
Maestras:

Menores: 10–11 Años (grados 5–6)
Maestro:
Maestra:

Jóvenes: 12–13 Años(grados 7–8)
 Maestra:

Related Information

Ministerios Club de Aventureros Club de Conquistadores Diáconos y Diaconisas Escuela Sabática Para Adultos Ministerio de Dorcas Ministerio de la Mujer Ministerio de la Oración Obra Misionera Salud y Temperancia Servicio Comunitario Sociedad de Jóvenes